miércoles, 14 de abril de 2010

...

Cada vez que estoy triste o tengo un mal día vuelvo acordarme de ti. De tu puta espina clavada en mi. Y lo peor es que muchas veces acabo pensando que quizás no fuiste tan malo, al menos me dijiste adiós, a tu manera, claro. Esta vez es una de las muchas veces.
Hace 10 minutos he vuelto a recoger todos los puntos negros de mi vida y otra vez una montaña de pesimismo y victimismo barato me invade, creo que por esto me puesto a escribir , antes de verme contando mis penas a cualquiera y sintiéndome aún más ridícula. Sabes que pienso? Que soy un modelo defectuoso cuando ya me has probado. Debo saber a vació a decepción. No puedo llegar a entenderlo, debo ser subnormal. Nada. Lo que me jode no es su fugaz estancia en mi cama, lo que más me duele soy yo, en el sitio donde queda mi amor propio. Acabar pensando lo fácil que ha sido deshacerse de mi. Con la mala leche que tengo...
He hecho de todo para sentirme diferente, este ultimo año dejé de ir a conciertos, dejé de ir al cine. Los sábados por la noche estaba tan hecha mierda por dentro que me ponía los vaqueros y los taconazos de 14cm y salía a la desesperada, a ponerme hasta las cejas de cubatas y de rayas para olvidarme de la mierda de vida que llevaba , y aquel año me agarré las peores cogorzas que me haya agarrado en todos los días de mi vida, y me follaba a cualquier cosa, de verdad, a cualquier cosa, a cualquier elemento que se me pusiera a tiro a partir de las seis de la mañana, que era aproximadamente el momento en que mi estado etílico había alcanzado el nivel en que lo mismo me daba uno que otro. Pero ya no me produce cualquier tipo de placer. Me cansado, pero he llegado a una conclusión, el problema no es tu ausencia, ni que me de pánico volver a leer tus mensajes por si me doy cuenta que aun siento algo, que a veces incluso sueñe contigo. No. El problema no es haber aprendido a vivir sin ti, a des-intoxicarme de los besos que nunca me diste, a las promesas que un día me juraste hacer,las caricias que todavía nos debemos, a los te quiero que quedaron por decir. A ti dentro de mi. No.
El problema soy yo.

3 comentarios:

JA dijo...

Debes de ser tu misma, pk jugar a ser diferente. El pasado esta ahi, siempre va a estar... no va a cambiar por muchas cosas que hagas diferentes...
Se tu misma, vuelve a ir a conciertos, vuelve a ir al cine, haz las cosas que hacias pero pensando en ti, en tu presente y tu futuro...
Todos hemos pasado esas epocas de vampir@s... cada noche mas de lo mismo sexo, drogas and Rock&Roll...
Pero no dejan de ser epocas... se tu misma y disfruta del dia a dia como nunca, pk quien sabe cuando encontraras a esa persona especial, que te diga cada dia lo mucho que te quiere, que te bese cada parte de tu cuerpo, que con sus caricias se te ponga la piel de gallina, pero sobretodo que te haga sonreir y seras feliz.

un beso

MISS BOUVIER dijo...

Miss paranoia! Cada dia entro a tu blog por si escribes algo... de verdad que me encanta todo lo que escribes. Un besazo, y animate... que creo que ya ha habido suficientemente mierda en tu vida como para seguir con eso, y creeme porque yo tampoco lo he pasado 'muy bien' este último año.
Te seguiré leyendo ;)

Marc dijo...

Tu remedio soy yo ;) Hehehe es broma. Acabarias peor todavia.

Mal vas si, para ser feliz dependes de otra persona. <>

Ánimos, que estos símptomas los causa la primavera!

(Por cierto, nunca contestas los comentarios, por alguna razón?)