martes, 9 de diciembre de 2008


Hay veces que la vida exige un cambio. Una transición. Como las estaciones. Nuestra primavera fue maravillosa, pero el verano se ha terminado… y nos perdimos el otoño. Y ahora, de repente, hace frío, tanto frío que todo se está congelando. Nuestro amor se ha dormido y la nieve lo tomó por sorpresa. Y si te duermes en la nieve no sientes venir a la muerte.
Cuídate.

3 comentarios:

salvadior dijo...

Veo que las pequeñas cositas que pones, siguen siendo preciosas. :)

El amor a veces cambia con las estaciones, estoy totalmente deacuerdo y la frase de John Lennon...me ha encantado!

casi tanto como tú!
guapa!

Yorens dijo...

que bueno

ariadna dijo...

He visitat el teu flog i ara el blog. M'encantes.